martes, 23 de julio de 2019

La Parroquia expone las esculturas del retablo de Santa María

En la mañana de ayer, lunes 22 de julio, quedó inaugurada la exposición de esculturas de retablo mayor de la Iglesia de Santa María, organizada por la Parroquia de Santa María y San Sebastián.

En la muestra, los visitantes podrán disfrutar de obras del escultor Andrés de Ocampo (s. XVI) que a iniciativa de la parroquia se verán en el templo situado en el Cerro de San Cristóbal tras el proceso de restauración realizado en el último mes por alumnos de prácticas curriculares del grado de Conservación-Restauración de la Universidad de Sevilla, surgido del convenio entre dicho organismo y la Archidiócesis de la capital.

La exposición podrá visitarse durante esta semana, hasta el jueves, día 25 de julio, a partir de las 10:30 h. hasta las 13:30 h. en horario matinal, y en triple horario de tarde a las 19:30 h., 20:00 h. y 20:30 h. con visitas guiadas por los propios restauradores del retablo.

sábado, 6 de julio de 2019

Pedro de Mena, su vida y la imagen de San Pedro

La hermandad de San Pedro viene apostando fuerte por la cultura desde la llegada de su nuevo hermano mayor, Francisco Javier Marín Fernández, al cargo en el año 2017. Desde entonces, con Eduardo Chía Cruz al mando de la diputación de Archivos Históricos de la corporación, se han venido organizando varias conferencias, actos y exposiciones para rememorar la vida de su titular San Pedro y la de miembros que han dejado huella en el seno de la hermandad del Martes Santo.

Algunos de estos actos fueron la conferencia ofrecida por Hipólito Sanchíz Álvarez de Toledo, Doctor en Historia Antigua por la Universidad Complutense de Madrid y Profesor de la CEU-SAN PABLO, versada sobre “Arqueología y Fe: La casa de San Pedro en Cafarnaúm” o la exposición “San Pedro, Arte y Gratitud” en homenaje a Manuel Carballido, autor de numerosas obras pintorescas y grabados para la propia hermandad.

Siguiendo esta línea de trabajo, desde la hermandad se venía llevando a cabo conversaciones con un joven lucentino de 33 años con grandes conocimientos sobre la autoría de la imagen de San Pedro, Manuel García Luque, el cual tras las mencionadas conversaciones y una reunión con los representantes de la hermandad hace tres semanas, aceptó la propuesta de la misma para ofrecer una conferencia que finalmente se celebró el pasado jueves, día 4 de junio, y que fue titulada “El escultor Pedro de Mena y la imagen de San Pedro Apóstol de Estepa”.

El acto dio comienzo a las 9 de la noche, en un marco incomparable como la Iglesia de la Asunción, a los pies de la propia imagen de San Pedro, que aún presidía el altar mayor de tan apreciado templo tras la celebración de su onomástica el pasado 29 de junio.

En primer lugar tomó la palabra el hermano mayor, Francisco Javier Marín, quien tras una escueta alocución en forma de agradecimiento a los ponentes, autoridad eclesiástica, comunidad franciscana, corporación municipal y a todos aquellas personas que han contribuido a que el acto fuera una realidad, dio la palabra al historiador estepeño Ezequiel Díaz Fernández, quien hizo las veces de presentador y biógrafo de los ponentes; de una parte Manuel García Luque, cuya trayectoria académica ha estado vinculada a la Universidad de Granada donde se licenció en Historia del Arte; y de la otra, Jesús Salvador Pastelero, Licenciado en Bellas Artes con la especialización de conservación y restauración de obras de Arte por la Universidad de Sevilla.

Acto seguido tomó la palabra el primero de los conferenciantes, el cual desgranó en tres fases la vida personal y profesional del reconocido escultor Pedro de Mena y Medrano. En una primera fase expuso su vida, esculturas realizadas por éste a particulares, exposiciones en su memoria, rasgos característicos de sus imágenes, etc. En la segunda fase, en cambio, trató su vinculación con las hermandades, la hechura de imágenes para culto de éstas, hallazgo de documentos y contratos para la hechura de tallas devocionales, escrituras de donaciones por parte de su segunda esposa tras su muerte, etc. En una última parte de la exposición, el lucentino se centró en la figura del San Pedro estepeño y las similitudes que comparte junto a otras tallas como el San Pedro del Monasterio de San Antón de Granada, o el del Lavatorio de los pies de Lucena (Córdoba). Además, se pudo observar el documento en el que se establece que la hermandad de las Lágrimas del Señor San Pedro debía abandonar temporalmente la iglesia y hospital de la Asunción el 31 de diciembre de 1674, así como los ojos originales que tenía la imagen estepeña antiguamente, sustituidos por Francisco Berlanga de Ávila en la restauración de 1991.

Por último, tomó la palabra el segundo ponente, Jesús Salvador Pastelero, quien expuso a los numerosos asistentes que llenaron el templo de la calle Castillejos los estudios realizados durante la pasada cuaresma sobre la imagen de San Pedro, sobre todo los científicos como la radiación ultravioleta y la microscopia digital, los cuales reflejan claramente el estado de conservación en la que se encuentra tan preciada imagen. Así mismo, tras el estudio, el restaurador llevó a cabo una limpieza superficial de la suciedad acumulada que también mostró con vídeos e imágenes de dicho proceso.

A la finalización del acto, el hermano mayor de San Pedro hizo entrega tanto al presentador del acto como a los conferenciantes de un grabado de la imagen de San Pedro, realizados por el pintor estepeño, Manuel Carballido Macías.