miércoles, 20 de marzo de 2019

Este domingo, traslado del Cristo de las Penas de la hermandad de San Pedro

El próximo domingo, día 24 de marzo, la venerada imagen del Santo Cristo de las Penas, titular de la hermandad de San Pedro, procesionará un año más por las calles de Estepa en solemne Traslado desde la Iglesia del Carmen hasta el templo de la Asunción, según marcan las Santas Reglas de la cofradía del Martes Santo, con motivo de los cultos de regla cuaresmales que se celebrarán la próxima semana en la sede canónica de la misma.

La última vez que la imagen salió se remonta al año 2017, cuando lo hizo hasta en dos ocasiones; la primera en cuaresma, en la que se estrenó la nueva parihuela sobre la que procesiona la imagen –realizada por el Grupo Joven-, el cambio de recorrido y la inclusión de las estaciones del Vía Crucis; y la segunda en el mes de junio, con motivo de la jura de cargos de su nueva Junta de Gobierno en los cultos por la festividad de San Pedro Apóstol. El pasado año no se pudo realizar el acto penitencial debido a la lluvia.

En este año se estrenarán los cuatro platos de orfebrería sobre los que cae la cera derramada de los hachones que iluminan el paso.

El cortejo saldrá a las 8 de la tarde y discurrirá por el siguiente itinerario: Plaza del Carmen, Cristo de la Sangre, Antonio Álvarez, Corrientes, Nueva, Médico Diego Martínez, Castillejos y Entrada al Templo.

Durante el recorrido se leerán las estaciones del Vía Crucis y acompañará al Señor la Capilla Musical Ntra. Sra. de la Victoria.

lunes, 11 de marzo de 2019

Concierto "El Sentir de un Pueblo", el nuevo espectáculo cofrade de Amigos de la Música

El próximo Sábado, día 16 de marzo, la Asociación Cultural Amigos de la Música de Estepa celebrará su tradicional concierto de cuaresma, este año titulado “El Sentir de un Pueblo”.

Cada cuaresma la formación musical lleva a cabo este acto, preludio de la llegada de una nueva Semana Santa. Durante toda su historia se ha ido desarrollando en los distintos templos de Estepa como un mero concierto de marchas procesionales al uso, aunque en el año 2015 la banda quiso darle un giro convirtiéndolo en un espectáculo cofrade audiovisual titulado “Melodías tras tu palio”, con proyecciones de imágenes de la Semana Santa de Estepa, saetas, acólitos, etc. En los tres años siguientes el concierto volvió al formato tradicional.

Este año vuelve a tomar de nuevo una dimensión de espectáculo cofrade, titulado ahora como “El Sentir de un Pueblo”. Estará centrado en la Semana Santa estepeña, sus hermandades, sus costumbres y sus tradiciones.

Será en la Caseta Municipal “Paco Gandía” a partir de las 21:30 horas y la entrada tendrá un coste de 2€ de manera anticipada y 3€ en taquilla. El evento se podrá llevar a cabo gracias a la colaboración del Ilustrísimo Ayuntamiento de Estepa y las distintas Hermandades de Pasión.

domingo, 10 de marzo de 2019

Triduo del Dulce Nombre de Jesús

Entrevista a Juan Fernández, cartelista de la Semana Santa de Estepa 2019

Juan Fernández Robles, cartelista de la Semana Santa de Estepa 2019, ha atendido a Semana Santa de Estepa para hablar de uno de los carteles más innovadores que se recuerdan. El joven artista estepeño de 31 años es Técnico Superior en Artes Aplicadas de la Escultura, Licenciado en Bellas Artes y Graduado en Conservación y Restauración de Bienes Culturales. Además, complementó su formación artística en la Accademia di Belle Arti di Firenze (Florencia, Italia). Entre sus mejores obras destacan sus trabajos para las cofradías de Sevilla, como los ángeles pasionarios del Buen Fin, la portada del anuario “Rocío del Cielo” de la hermandad de la Redención de 2018 o la portada del programa de mano de la Semana Santa de 2017 de El Correo de Andalucía. Sin embargo, la realización del Cartel de la Semana Santa de nuestro pueblo era algo que ansiaba desde muchos años y que le permitirá, sin lugar a dudas, afianzarse como un artista de referencia del mundo cofrade estepeño.

- Comenzamos esta entrevista preguntándole ¿qué fue lo primero que se le vino a la cabeza cuando la hermandad del Santo Entierro le nombra cartelista? ¿Te pide que reflejes algún elemento o característica en concreto o lo dejan a tu libre elección?

La primera sensación fue de alegría por lo importante que es para mí poder anunciar la Semana Santa de mi pueblo. A la hora de representar el cartel la hermandad me dio totalmente libertad, me dijeron que les proporcionase una serie de ideas, que no fuese una sola idea por si hubiera que cambiar ciertas cosas. Bajo mi responsabilidad y punto de vista, como artista, me dieron esa libertad a la que aludía anteriormente y se pusieron en mis manos. A raíz de ahí yo les propuse un par de ideas, una en formato horizontal y otra en formato vertical, ésta última les gustó más y fue la que salió elegida. A partir de ésta fui trabajando y desarrollándola, le cambié cuatro cosas y ese fue el cartel que a ellos les gustó. Y a mí personalmente también me gustó más.

- ¿Cuáles han sido las técnicas y el soporte que has utilizado para esta obra?

El soporte es un tablero de 150 x 107 cm, y sobre el mismo está aplicado acrílico, óleo y la terminación de barniz.

- ¿Qué has querido representar y transmitir con esta obra? ¿Por qué decidió plasmarlo así?

Pues se basa en tres apartados. El primero, que fuese un mensaje claro, profundo y acorde con la idiosincrasia de la hermandad, es decir, que represente la sobriedad de la cofradía. En segundo lugar, que represente la advocación del Cristo de la Buena Muerte, esto es, no una muerte cualquiera sino la muerte de Cristo que es el que da sentido a lo que realmente significa la Semana Santa. Y por último, que no se distorsionara y perdiera el mensaje con mucho detallismo, ya que la función primordial de un cartel es que sea una obra que anuncie de forma clara y directa lo que quiere transmitir, en este caso nuestra semana grande.

- ¿A quién se lo enseñó primero y qué le dijeron?

Recuerdo que lo terminé saliendo la Cabalgata de los Reyes Magos (risas) y al día siguiente se lo enseñé al Hermano Mayor, Joaquín, a Reme León y a Rosa, ambas de la Junta de Gobierno. La verdad que no se esperaban que fuera tan grande, les gustó mucho y me dijeron que era muy afín a lo que ellos sienten que es su hermandad.

- ¿Se considera un artista clásico o vanguardista?, ¿qué papel juega la Historia en tu obra?

Digamos que me gusta el clasicismo, pero hoy en día en pleno siglo XXI como no seas un poco vanguardista y te salgas de lo que ya hay hecho te quedas copiando una y otra vez lo mismo, y lo único que eres es un copista en vez de un artista. No hay originalidad en ese sentido. Y en cuanto a la historia en mi obra he de decir que para ello tienes que conocer la historia de la hermandad, la del arte, la de la cartelería, lo que hay ya hecho para no volver a repetirlo, lo que te gusta para beber de él y lo que no te gusta para no plasmarlo.

- ¿Cree que ha sido fiel a su estilo? ¿En qué ha innovado?

Fiel a mi estilo sí, porque es un estilo realista ya que se ve lo que es, en este caso el crucificado de la Buena Muerte. Y en cuanto a la innovación, la cual es muy importante,  ha consistido en darle tanto protagonismo al Señor como a la Cruz recrucetada que es donde está clavado aquí, a diferencia de su propia cruz donde es costumbre verlo, y que viene a representar a la hermandad y al otro titular que es el Santo Entierro. Y por último, viene a expresar una doble simbología, de una parte y fiel a mí lleva siempre una simbología catequética, y de la otra, con un lenguaje más vanguardista seguir transmitiendo el mismo mensaje.

- Sabemos que ha tratado muchas disciplinas artísticas. ¿Cómo define profesionalmente?

En principio, habiéndolas tocado todas, ahora mismo me defino como pintor y restaurador, aunque tampoco es que deseche otras técnicas y formas de arte.

- ¿Cómo comenzó a pintar o esculpir?

Comencé de pequeño haciendo garabatos y dibujos en papel normal, con el primer lápiz o bolígrafo que pillaba, y a partir de ahí fui teniendo inquietudes de querer mejorar cada vez más. Con el paso del tiempo voy interesándome por las directrices educativas que existen dentro de esa rama formativa, comenzando por la Escuela de Arte, la universidad, la restauración, etc., y ya es cuando me fui formando profesionalmente.

- En los últimos años ha visto relanzada su carrera, siendo reconocido por numerosos trabajos a hermandades sevillanas y algún conocido medio de comunicación. ¿Qué ha supuesto todo esto en su vida?

Pues ha supuesto un gran salto en mi carrera artística y profesional, ya que han sido trabajos que, a pesar de ser menores pero no por ello menos importantes en mi vida sino todo lo contrario, me dieron mucha publicidad en la capital y también a nivel provincial, y eso ha ayudado a que este año tenga la suerte de poder hacer el cartel de la Semana Santa de mi pueblo.

- ¿Podrías mencionar tus trabajos más importantes?

Los más importantes, sin duda, han sido la portada del programa de mano de la Semana Santa de Sevilla de 2017 de El Correo de Andalucía y la portada del primer anuario de la hermandad de la Redención de la pasada cuaresma.

- Hemos podido ver que tienes otros trabajos para este año, ¿cuáles son?

De momento el cartel de la hermandad de San José Obrero de Sevilla que realiza Estación de Penitencia el Sábado de Pasión, la cual me pilla un poco de forma inesperada una vez tenía en mente la imagen clara que quería plasmar en el cartel de Estepa, que sabía de forma segura que lo iba a realizar. La verdad que cuando recibo la llamada me sorprendí, no me lo esperaba.

- Dado que prácticamente siempre el cartel de nuestra Semana Santa de protagonizado por una fotografía y que tan sólo contamos con dos precedentes de pinturas, como fueron el cartel del año 2012 protagonizado por los titulares de La Borriquita, que fue obra del estepeño Nicolás Fernández, y en el año 2015 por la imagen del Dulce Nombre en la Semana Santa de 2015, pintado por la reconocida artista carmonense, Nuria Barrera, ¿qué le parece que cada vez más se esté incentivando y optando por una pintura?

Personalmente, sin ánimo de querer denostar la fotografía, que creo es un medio muy válido para anunciar o transmitir el mensaje que se requiere en este caso, pienso que la pintura es un paso más allá porque aparte del tema artístico, se le está enriqueciendo patrimonialmente a la hermandad, a la institución e incluso al pueblo con la obra. No se queda en el simple archivo fotográfico, sino que es un objeto con un valor añadido.